Visitas
299
Unique
Visitors
|  Me gusta

Queridos Reyes Magos

 

Este artículo pretende concienciar a las personas de algunas de las facetas de la Navidad, y en especial, de la Noche de Reyes, que en ocasiones se nos puede olvidar. “Escrito” por una niña villalbina, con la ayuda de nuestra profesora, para recordarnos que los regalos no tienen por que ser sólo materiales y que hay millones de ilusiones, de momentos, de actividades que regalar y que los niños también solicitan a SSMM Los Reyes Magos.

 

Queridos Reyes Magos:

Este aňo me he portado muy bien, así que voy a pedir un montón de cosas (eso me han dicho que tengo que hacer, y con el tiempo que llevan chantajeándome creo que es lo justo). Pero esta vez de cosas que NO QUIERO, a ver si por fin os dais cuenta de lo que necesito de verdad.

No quiero miles de juguetes de esos con los que me bombardean en los anuncios. Me pondré ansioso para abrirlos, jugaré con ellos 10 minutos, no los cuidaré porque no tienen ningún valor para mí, más allá de la ilusión de los primeros dias.

No quiero solo juguetes que me obliguen a jugar en soledad, que no me ayuden a comunicarme mejor, que me tengan pegado a una pantalla durante horas ni paralicen mi cuerpo, con lo que a mí me gusta moverme.

No quiero jueguetes “de niňos”, ni “de niňas”, sea cual sea la etiqueta que queráis poner me ayudarán en alguna faceta de mi vida, a ponerme en el lugar del otro, a tener herramientas para cualquier actividad y situación y, cómo no, a fomentar mi creatividad.

No quiero juguetes que no me hagan pensar, mi cerebro en crecimiento necesita establecer todas las nuevas conexiones posibles, antes de hacerme mayor y ya me resulte muy dificil. No quiero que me tomen por tonto, ni que sea un juego mecánico o repetitvo, que no suponga un reto para mis sentidos (os recuerdo que tengo 5: tacto,vista,oído,olfato y gusto)

Por supuesto no quiero tener que pedir regalos solo para mí, eso es egoísta, no fomenta la solidaridad ni me ayuda a superar mi egocentrismo. Luego los mayores quieren que comparta mis cosas. ¿En qué quedamos?

Además no quiero solo juguetes, con la de cosas que puedo aprender con materiales, instrumentos, cuentos, música….no sé. Poned un poco de imaginación ¡que para eso sois magos!

Para que os quede más claro, que igual no me explico bien, quiero que traigáis a mi casa ilusión, momentos en familia y con amigos, creatividad, compaňerismo, solidaridad, tolerancia, conocimiento, igualdad, experiencias, sensaciones, aprendizaje y…..magia. 

De mis padres ya me encargo yo. No creo que lean esta carta, están histéricos metiendo gambas en el congelador, llenando todo de luces, que por supuesto no puedo tocar, y discutiendo dónde nos toca cenar este aňo. ¡Así no hay quién se concentre en hacer una lista reducida de cosas que me sirvan para algo! Menos mal que la ilusión no me la quita nadie, porque si fuera por algunos, con cantar villancicos y comer como si se acabara el mundo ya teníamos la navidad completa.

En fin, yo seguiré pensando cómo cambiar esto de la ilusión por la navidad en mi casa, que todavía no hemos captado el concepto. Vosotros traed todas las cosas de mi carta, si es que encontráis algo que se le parezca, que para eso sois los Reyes Magos.

Atentamente:              

                                    Un niña villabina

 

Compartir es vivir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone