Visitas
104
Unique
Visitors
|  Me gusta

Descubriendo el coaching

Seguro que cada día, al menos un instante, piensas en todo aquello que te gustaría conseguir… en esos objetivos que se posponen una y otra vez, los verdaderos, los que se difuminan debajo de nuestros quehaceres, de nuestra rutina, de la imagen que tenemos de nosotros mismos. Hasta que llega ese día en el que te decides a intentarlo, a apostar por ti mismo, y encuentras un rincón en tu mundo en el que hacerlo posible.

Nosotros también lo hemos encontrado…

A menudo pasamos (o más bien, corremos) por la vida envueltos en deseos latentes, sueños enterrados, y anhelos… echando de menos a esa persona que nunca nos atrevimos a conocer, o quizá no supimos ser…

Poniendo ladrillos en ese muro que nos separa, cada día, de nuestra propia esencia… aquella que brotaba por cada uno de nuestros poros cuando éramos niños, impulsándonos a soñar sin límites, a creer en la magia y a confiar en que, de mayores, haríamos cosas increíbles… Como salvar el mundo, así, para comenzar.

Hoy ya no somos niños, y hemos cambiado las fantasías, los cuentos y los juegos por una mochila llena de lecciones, imposiciones y, a menudo, una buena colección de autolimitaciones. Del “yo soy así” al “no valgo para eso”; del “hay que ser realista” a “así es la vida”; del “no sé, al “no puedo”, y quizá al “no quiero” (aunque siempre quise…)

Y no, no somos los únicos que cargamos con nuestra mochila, solo hace falta mirar alrededor para ver cómo las espaldas encorvadas apuntan las miradas al suelo (cuando se despegan del móvil), mientras millones de sonrisas, de pasiones, de logros y oportunidades se cruzan en el cielo.

Porque una misma realidad, puede darnos cientos de lecciones, todo depende de nuestro “maestro” interior, y porque lo cierto es que la mayoría de nosotros hemos aprendido a leer, a escribir, a trabajar, a cocinar, a limpiar, a entrenar, a educar, a organizar… Pero nadie nos ha enseñado a entender, manejar y potenciar nuestras emociones.

Por todo estos motivos, y muchos otros que iremos descubriendo, hay personas que vuelcan su conocimiento, su profesionalidad, sus recursos y su vocación a algo tan fundamental como nuestro crecimiento personal… sí, el tuyo, el mío, y el de todos los que deciden apostar por sí mismos. Y este exactamente el caso del equipo de la escuela de emociones eSeOeSe…

Un espacio de bienestar y cuidado integral que abrió sus puertas hace algunos meses en una de las calles más concurridas de Villalba, Honorio Lozano, en que confluyen un montón de disciplinas dedicadas, ni más ni menos, que al ser humano, “desde las capas más profundas, la mente y las emociones, mediante el coaching, hasta las capas más externas, mediante terapias energéticas y manuales”.

eSeOeSe - Escuela de Emociones

Mucho se hablado ya de lo que es el coaching , “la profesión de moda” para algunos, y la “terapia revolucionaria” para otros. Pero no siempre hablar es sinónimo de entender, y lo cierto es que la mayoría de los mortales tenemos (a partir de ahora, teníamos) una idea superflua sobre esta disciplina.

¿Qué es realmente el coaching? La premisa es bastante básica… El coaching es una herramienta que te ayuda a conseguir tus objetivos. Tus verdaderos objetivos.

Genial… ¿y qué más? Mediante el coaching podrás redescubrir tus habilidades, conocer y gestionar las emociones, superar tus miedos, afrontar los cambios, mejorar tu comunicación y tus relaciones sociales (sí, también las sexuales).

Ya… ¿y cómo? Acompañándote en el camino que, desde hoy, vas a empezar a recorrer. Porque no hablamos de un psicólogo, ni de un psiquiatra, ni de un gurú existencial, sino de un “entrenador” que te hará las preguntas necesarias para que formules tus propias respuestas, y encuentres las herramientas que necesitas, y que tienes, para convertir tu mente en un lugar agradable en el que habitar.

Quiero saber más… Dicho y hecho, preguntamos a los profesionales del equipo de eSeOeSe en qué consiste el proceso.

La primera sesión es exploratoria, en ella se conversa para definir los objetivos y analizar si el coaching puede ser una herramienta adecuada para conseguirlos, ya que nunca debe confundirse (ni sustituir) a una terapia o un diagnóstico médico. Si el coach o el cliente deciden que el coaching no es el camino adecuado, la sesión no se cobra.

El proceso suele durar cinco sesiones. Cada sesión requiere su propio tiempo, aproximadamente una hora, aunque al final suelen surgir un montón de reflexiones nuevas que a veces hace que se prolonguen…

 Antes de comenzar se firma un acuerdo de coaching, y tanto el coach como el cliente adquieren compromisos. Por parte del coach, la confidencialidad, la honestidad, el apoyo y la ausencia de juicios de ningún tipo son las principales bases.

Por su parte, el “coachee” se compromete consigo mismo y con sus objetivos, con su honestidad, se responsabiliza de sus resultados, y se encarga de hacer “los deberes” antes de cada sesión, reflexionando sobre el proceso, los obstáculos y los logros.

Otro compromiso extra que adquiere el centro es que si, una vez acabado el proceso de coaching, el resultado no ha sido satisfactorio para el cliente, a pesar de haber cumplido con sus compromisos, se le devuelve el importe íntegro de las cuotas.

eSeOeSe - Escuela de Emociones

 

Y, ¿los resultados? Ya lo has leído, el resultado depende de ti, y de cada una de las personas que confían en eSeOeSe para potenciar su crecimiento personal. Le preguntamos a uno de los muchos “coachees”, o clientes, que se han puesto en manos de eSeOeSe para que nos hable de su experiencia.

“No es un psicólogo que te escucha sin parar para emitir su diagnóstico, no es terapia. No hay que estar enfermos, se trabaja con el presente, con el aquí y ahora, con nuestra conciencia. Un coach te ayuda a superar obstáculos y traspasar esas barreras que creías insuperables y que, posiblemente, te han acompañado durante años. O ese era, al menos, mi caso. Y es que hay barreras en nuestro interior que ni sabemos de su existencia por el hecho de habernos acostumbrado a convivir con ellas…

Pueden ser hechos puntuales, que los creas sin querer como un escudo ante una etapa de la vida. O, por el contrario, podemos arrastrarlas desde que tenemos uso de razón. Y se aferran a nosotros de tal manera que en lugar de buscar solución para superarlas y dejarlas atrás, las aceptamos y nos adaptamos a la forma de vivir con ellas… Barreras que nos hacen perder experiencias y oportunidades que la vida nos brinda. Hasta que te das de frente con ellas y descubres que es posible superarlas. Y yo lo he descubierto aquí, en eSeOeSe Coaching.

Y, si has llegado hasta aquí, hasta el final, es porque para ti también ha llegado el día. Ese día en el que decidimos levantar la cabeza, mirar al frente y cruzar alguna puerta nueva… Una puerta pintada de verde esperanza, que alberga un nuevo mundo de posibilidades, que siempre estuvieron ahí, esperando, a que tu propia luz las alumbrara…

Bienvenidos a la Escuela de Emociones eSeOeSe.

Coaching eSeOeSe

 

Más información:

608 83 45 56

www.coachingvillalba.com

www.facebook.com/coachingvillalba

C/ Honorio Lozano, 49, Collado Villalba

Compartir es vivir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone