Visitas
67
Unique
Visitors
|  Me gusta

Escuela de Familia

¿Qué es la educación? ¿Cómo distinguir a una persona educada? ¿Quién es el encargado de inculcarla? El tema de la educación es muy relativo; nuestra profesora nos hace comprender en este artículo cuáles son, o deberían ser, los educadores adecuados para cada aspecto de la educación.

El concepto de educación ha sufrido una transformación histórica asociado a los cambios que ha ido experimentando la sociedad a lo largo de los años.

Desde la época de la edad Media la educación ha estado en manos de las familias, como únicos agentes transmisores de la cultura y los valores cívicos. Tan sólo las clases más altas y pudientes tenían la oportunidad de internar a sus hijos en las abadías y monasterios donde los clérigos, aquellos que se dedicaban a la formación y al estudio, podían instruirles.

Esta visión se mantuvo hasta la revolución industrial que trajo aparejado un cambio de mentalidad y un cambio en la sociedad, que ahora necesitaba dejar a sus hijos en manos de alguien para poder dedicarse a trabajar, muchas veces fuera del lugar en el que residían. En aquella época, las madres, primeras maestras, asumieron ese papel de crianza y educación en los primeros años de vida, siendo de nuevo tan sólo las clases favorecidas las que podían permitirse llevar a sus hijos a algunas de las elitistas escuelas que fueron surgiendo.

Sin embargo, la incorporación de la mujer al mundo laboral supuso una brecha entre el antiguo concepto de educación y el nuevo que comenzaba a surgir. Aparecieron las primeras escuelas públicas y los entonces llamados párvulos, y la educación paso a ser objeto y función de los maestros.

educacionHace ya años que esa separación entre familia y escuela y la eterna discusión de las obligaciones y deberes de unos y otros, se ha visto superada , y desde los distintos ámbitos e instituciones educativas se da una gran importancia a la tarea compartida que debe ser la educación. Tarea que debe comenzar en casa y debe continuar en los centros educativos, porque sin unidad de criterio y sin planteamientos educativos comunes, el camino hacia el aprendizaje y la interiorización de valores es un camino sinuoso que en la mayoría de los casos conduce al fracaso.

 

Hoy en día la gran mayoría de los padres son conscientes de que no pueden dejar la educación, entendiendo esta como concepto que engloba múltiples aspectos, solo en manos de los docentes, y que si bien, ellos serán los encargados de transmitir los conocimientos curriculares exigidos por la normativa educativa, los padres, como pilar fundamental de la vida de sus hijos, tienen que implicarse en los demás aspectos que integran el concepto de educación: valores, límites, normas, desarrollo emocional y afectivo… en un ejercicio de responsabilidad compartida con todos los demás contextos educativos.

El problema surge cuando debido a la carga laboral a la que se ven sometidos, a la falta de tiempo, o al desconocimiento, nos encontramos familias que pese a querer implicarse en la educación de sus hijos no saben cómo hacerlo o no encuentran la manera adecuada. Familias en las que quizá comienzan a surgir problemas, en ocasiones a edades tempranas, que muchos padres no saben cómo abordar, y que cuando no se solventan de la manera correcta pueden desembocar en adolescentes problemáticos, conflictivos, con carencias emocionales o que no dispongan de las herramientas necesarias para enfrentarse a la exigente vida que nos marca la sociedad actual.

Debido a esto, hace ya algunos años comienzan a surgir las llamadas escuelas de padres, o escuelas de familia. Talleres impartidos por educadores de familia, psicólogos, sociólogos, maestros, pedagogos o asistentes sociales, encaminadas a dotar a esos padres de los conocimientos y estrategias necesarias para actuar con sus hijos de la manera más correcta posible, y a proporcionarles un apoyo en aquellas situaciones en las que se ven desbordados o desorientados, porque a ser padres nadie nos enseña, y en ocasiones el aprendizaje puede ser difícil, caótico, y desmoralizante.

Por ello, el ayuntamiento de Collado Villalba promueve desde hace tiempo estas escuelas de familia, que de forma gratuita, se imparten en el Centro de Juventud los viernes de 10 a 12h. Os dejo la información de los talleres propuestos para este curso.

 

ESCUELA DE FAMILIA PARA PADRES Y MADRES DE 0 A 12 AÑOS:
  • 7 de octubre: La importancia de una buena comunicación positiva.
  • 4 de noviembre: Como poner límites y normas de 0 a 12 años.
  • 2 de diciembre: ¿Por qué se comportan así nuestros hijos? Respuestas sencillas para comprenderlos.

ESCUELA DE FAMILIA PARA PADRES Y MADRES DE ADOLESCENTES:

  • 14 de octubre: Estilos de padres y madres: La necesidad de una autoridad positiva para el adolescente.
  • 11 de noviembre: Educar al adolescente en la responsabilidad, el respeto y el esfuerzo
  • 16 de noviembre: Como establecer normas y limites con el adolescente

 

Para inscribirse a cada una de estas charlas es necesario llamar al 918512494 o mandar un correo con nombre y apellidos y número de teléfono a centrodejuventud@ayto-colladovillalba.org

 

 

Compartir es vivir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone