Visitas [analytics-counter] |  1

Gladiadores por la Paz

La paz, la solidaridad y el respeto por todos los seres vivos son los fundamentos que han unido a un colectivo nacido en Villalba que lucha por los derechos de aquellos que no pueden defenderse: Gladiadores por la Paz.

Ya sabemos que uno de los principios que destaca en nuestro pueblo es la solidaridad, pero no es el único valor inculcado entre los villalbinos. También sabemos que cualquier tema social va a conllevar polémica, con opiniones a favor y en contra, todas ellas bien argumentadas. Este artículo pretende que conozcáis más de cerca la labor de Gladiadores por la Paz, una plataforma dedicada a la lucha contra el maltrato y las injusticias.

Gladiadores por la Paz

Su fundador, el conocido villalbino Óscar del Castilllo, es amante de los animales y se ha dedicado mucho tiempo a la protección de personas ejerciendo como escolta, trabajo que dejó de lado hace dos años, cuando decidió emplear todo su tiempo en luchar por lo que para él sería un mundo mejor, comenzando por la tauromaquia.

Su mirada nos hace ver que siente verdadera pena por esta tradición, pero lo que realmente le preocupa a Óscar, es que se les siga inculcando a los niños, y que “las personas maten animales por diversión. Defiendo la paz y voy con una actitud pacífica de principio a fin, y ellos defienden su espectáculo violento con violencia porque es su cultura y es lo que conocen. Defendemos la dignidad animal, porque estamos en contra del maltrato y tampoco queremos que se viole la inocencia de los niños que van a ver ese cruel espectáculo”.

Su primera actuación fue en solitario, cuando se atrevió a saltar en la plaza de toros de Villalba para, según dice, concienciar a la gente de que lo que estaba viendo no era arte, sino tortura a los animales por simple diversión.

Desde ese momento empezó a recibir cientos de llamadas y mensajes de apoyo de asociaciones de antitaurinos y plataformas de esta índole. Y así creó Gladiadores por la Paz. Nombre quizás contradictorio, pero Óscar nos aclara que su manera de “luchar” es actuar pacíficamente, sin insultos y sin faltas de respeto.

Esto le motivó a seguir luchando por su causa, y a día de hoy Gladiadores por la Paz se mueve por todo el territorio nacional, intentando concienciar a la sociedad de que “la tortura no es cultura”, lema que da nombre a una de las plataformas de las que más apoyo reciben. Tras año y medio, ya cuentan con casi 23.000 seguidores.

Cuando Gladiadores por la Paz decide actuar para, por ejemplo, parar una corrida o impedir que se lleve a cabo, no reciben la misma actitud pacífica por parte de los taurinos, claro, y lo habitual es que les reciban tirándoles botellas, piedras y un sinfín de descalificaciones.

Según nos cuenta Óscar, la base de su actividad es la acción directa; esto supone ir al sitio donde se celebre un evento en el que se vulneren los derechos de sus “hermanos sin voz” (tal y como él se refiere a los animales) y manifestarse allí de la manera más ruidosa posible para así salir en los medios y seguir concienciando a la gente del sufrimiento animal. Todas sus actividades, sanciones, imprevistos, etc. se financian con los bolsillos de sus miembros, ya que no reciben dinero ni de ayudas, ni de actos benéficos.

Una de sus acciones con más repercusión fue en Tordesillas el pasado mes de septiembre, en la que intentaron pacíficamente salvar la vida de Rompesuelas, sin éxito. Un miembro de los gladiadores se encadenó a una farola situada en el recorrido en señal de protesta para intentar evitar que sacaran al toro. No sólo sacaron al toro con este chico encadenado, sino que además fue multado con 5.200 euros.

Aunque no todo son frustraciones para los gladiadores. El pasado mes de diciembre, algunos miembros de Gladiadores por la Paz y otros activistas consiguieron parar el Toro Embolado en Olocau del Rey. Al lanzar el cohete que da comienzo al festejo, un grupo de más de 30 personas se lanzaron contra el pilón donde se embola el toro. Uno de ellos se encadenó y el resto hizo muralla alrededor. Después de un buen rato, el festejo que lleva años celebrándose, quedó suspendido, y pese a la tensión entre taurinos y activistas, esta vez no hubo ningún altercado.

Este mes de enero hemos sabido que finalmente los 35 activistas asistentes a esta acción, han sido multados cada uno de ellos con una de las cantidades más altas impuestas en España por este tipo de infracción: 6000€ por poner en peligro la seguridad de un acto público y por manifestarse sin convocatoria previa.

Pero los toros no es en lo único que se centra este colectivo, Gladiadores por la Paz enfoca su lucha a cualquier tipo de maltrato o injusticia. También hacen labores sociales y acuden donde les guíe el latido de su corazón, como fue en el caso de Excalibur (el perro de la enfermera española infectada de ébola el pasado año) el cual fue sacrificado pese a los intentos de miles de activistas por impedirlo.

Archivo 19-1-16 16 18 02

Las pasadas navidades y por segundo año consecutivo, Óscar y algunos de los miembros de Gladiadores por la Paz, decidieron solidarizarse con personas que no tienen hogar y dejar sus cenas familiares para recolectar alimentos e irse a cenar en nochevieja a la Puerta del Sol en Madrid con los “sintecho” en plena calle.

Podríamos tirarnos contando acciones de estos gladiadores artículos y artículos… y aunque ahora su fundador se toma un descanso para reflexionar, pronto volverá, como él mismo dice, con más ganas que nunca. Desde aquí le esperamos para que siga contándonos todas las labores que hacen estos gladiadores. Os dejamos con sus propias palabras:

“Mi queridísima familia, me tomo un pequeño descanso.

Ha sido más de un año y medio sin parar, dejándonos la piel en muchas acciones, muchas manifestaciones, muchos proyectos, muchas reuniones, muchos problemas y muchas misiones de esas que nadie se entera…

Ahora necesito poner en orden algunas cosas de mi vida que en este tiempo había medio abandonado, mi trabajo mis estudios y mi familia.

También quiero poner en orden todo el tema legal, las multas que se están recurriendo, los juicios que estamos esperando y todas las denuncias que hemos puesto.

Quiero meditar y pensar en nuevos proyectos y acciones para este año que va a ser crucial para esta lucha y también estudiar que cosas podemos mejorar para no dejar a los taurinos ni respirar. No sé si tardaré días, semanas o algún mesecillo, lo que si sé es que volveré con mas energía que nunca y vamos a arrasar a la tauromaquia por que eso es lo que se merecen; su total extinción.

Primero os di las gracias por confiar en mí, después os las di por confiar en Gladiadores por la Paz y a ahora os las doy por ser parte de una forma u otra, de este gran equipo que para algun@s no ha puesto mucho corazón y que para otr@s ha puesto demasiado, pero lo más importante para nosotr@s “es que es del corazón de donde ha nacido todo”.

Quiero agradecer también a todas las personas que nos han atacado todo su increíble esfuerzo y el tiempo que han empleado, por que gracias a ellas hoy estamos muchísimo más unid@s. (Desde aquí os mando un besito)

El equipo sigue trabajando y la página está en buenas manos. Nos vemos pronto familia hay mucho trabajo por hacer, el 2016 es nuestro, la victoria está llamándonos a gritos, solo tenemos que ir tod@s a por ella, tod@s junt@s por nuestr@s herman@s sin voz y para que nuestros hij@s crezcan en un mundo mejor, os quiero muchísimo…

Luchamos junt@s vencemos junt@s, gladiador@s para siempre

¡¡¡NI UN PASO ATRÁS, TAUROMAQUIA ABOLICIÓN!!”

 

Compartir es vivir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone