Visitas
128
Unique
Visitors
|  Me gusta

Ahorra en tu factura de la luz…

¿Cuántos nos hemos echado las manos a la cabeza al recibir la primera factura de luz de este año? Seguro que la mayoría… Aunque no podemos evitar que los precios de la luz sigan subiendo de manera abusiva, lo que sí podemos es conseguir un buen ahorro en nuestras facturas de luz siguiendo estos consejos que nos regala Moralec.

A principios de año nos quedábamos perplejos ante la considerable subida de precios de la los suministros de la luz, una subida que supone una importante carga en el presupuesto de nuestros hogares.

Aunque este problema no esté en nuestras manos, hay algo que sí lo está… Y es seguir una serie de prácticas para ahorrar energía. Nuestro electricista de confianza, Moralec, nos da hoy 7 prácticos y necesarios consejos para ahorrar en las facturas de luz:

 

Ajustar la potencia

Una gran parte de lo que pagas en tu factura es la potencia contratada. Cada 1,15 Kw de potencia suponen casi 50 euros de gasto al año. Por eso es fundamental controlar cuánta potencia contratas.

Si eres de esas personas que en tu casa no has vivido un salto los plomos, ni siquiera cuando utilizas varios electrodomésticos a la vez, como la lavadora, el horno, el lavavajillas… Puede ser que tengas bastante margen para contratar menos potencia de la que estás pagando.

Apostar por la Discriminación horaria

Las tarifas de “discriminación horaria” son las grandes desconocidas, pero lo cierto es que esta tarifa es la mejor manera de ahorrar en casi todos los hogares. El consumo en ciertas horas es más barato que el resto del día. Las horas más baratas se comprenden entra las 22:00 horas y las 12:00 del día siguiente (en verano es de 23:00 a 13:00 horas).

Si eres capaz de concentrar al menos el 30% de la luz que consumes en este horario, esta es la tarifa que debes contratar.

Apagar aparatos en Stand By

El consumo silencioso de los aparatos que están “apagados” pero encendidos, te sale más caro de lo que crees.

Y es que, para que un aparato quede apagado totalmente, no basta con dejarlo en modo Stand By (teles, ordenadores, equipos de música…), ya que siguen anchufados a la corriente y, por lo tanto, consumiendo.

Para esto es muy recomendable utilizar regletas con interruptor, de esta manera solo tendrás que apagar esos interruptores antes de irte a dormir o de vacaciones y evitar así el consumo y el gasto innecesario.

Ajustar el gasto en calefacción

Una temperatura en casa de 19ºC a 21ºC es razonable. Por la noche es mejor que en los dormitorios baje un poco, entre 15ºC y 17ºC.

Para ahorrar en este sentido, hay que tener en cuenta varias cosas… Como que cada grado de más supone un incremento del 7% en el consumo, que un buen mantenimiento de la caldera es necesario para poder ahorrarte un buen pellizco cada año, es recomendable también purgar los radiadores cada temporada, así como mantenerlos limpios y despejados (para no dificultar la difusión del calor).

Para ahorrar en el gasto de calefacción, también estaría bien dejar apagados los radiadores de las habitaciones en las que no habita nadie, y si es necesario poner un temporizador en cada radiador para controlar el tiempo que están encendidos.

Invertir en Aislamiento:

Una casa también puede ahorrar energía con un correcto aislamiento térmico. Gran parte del calor de un hogar puede perderse por el tejado, los muros, los huecos de las puertas y los de las ventanas. Una idea fácil y barata es colocar burletes en puertas y ventanas. Este sencillo sistema de plástico impide la entrada de aire del exterior y ayuda a mantener la temperatura interior.

Usar con inteligencia los electrodomésticos

Algunos electrodomésticos como la lavadora o el lavaplatos, generan mayor consumo en el proceso de calentar el agua, por esto es recomendable elegir programas que funcionan a temperaturas bajas . Por ejemplo, usar la lavadora con un programa entre 40º y 60º implica un ahorro del 40% en luz.

Usar lámparas de bajo consumo.

Aunque no es de las partidas más costosas, la iluminación de nuestro hogar también abulta la factura final…

Usar bombillas de bajo consumo pueden suponernos un ahorro interesante a medio plazo, es verdad que su coste es algo más elevado pero a la larga se nota la diferencia… ¡Vaya si se nota! Además, el LED es una de las bombillas más eficientes, dura mucho y consume muy poco.

 

Como veis, una serie de prácticas muy sencillas que podemos implantar en nuestra casa desde ya. Así, dentro de un año podremos comparar nuestras facturas y comprobar por nosotros mismos la eficacia de los consejos de nuestros expertos en energía eléctrica: MORALEC.

 

Compartir es vivir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone