Visitas
90
Unique
Visitors
|  Me gusta

XII Aniversario El Límite

El pasado sábado 7 de mayo el espíritu rockero se apoderó de la noche villalbina alumbrado por la historia, por los clásicos y los míticos, por las ganas de celebrar…

12 años de tradición, de música, de grandes noches… reunidos en un solo enclave villalbino, El Límite. El pasado sábado nuestra gran meca del rock celebró su aniversario reuniendo a varias generaciones para cantar, bailar, beber y disfrutar, como se hacía antes…

Pocos de los villalbinos “míticos” supieron resistirse a la llamada de Siniestro Total, un grupo emblemático en la historia del rock nacional que se enmarcó dentro del movimiento cultural más prolífico que ha tenido Madrid: “La Movida” de los 80.

Valores como la libertad, la ruptura de límites y prejuicios, la celebración constante, el culto indiscutible a la música como lenguaje… volvieron a campar a sus anchas en una pista en el corazón de Villalba, gracias a esas letras y ritmos que despertaron (y despiertan) las pasiones de la eterna juventud rockera.

Yo me Callo, Minha Terra, Cultura Popular, Chico de Ayer, No Hay Banda, Putos Amos… y por supuesto Bailaré y Somos S.T fueron algunos de los himnos con los que Siniestro Total deleitó al público que no quiso perderse esta gran cita.

Después tomó el relevo María Barreiros, música de corazón y de profesión, profesora de piano, y experta en seleccionar y mezclar grandes hitos del Blues, Soul, R&B, New wave, Rock progresivo… con cariño especial para el público de El Límite.

Además de la buena música, hay otro ingrediente imprescindible en un aniversario de El Límite… ¡el Jaggër! Pocos fueron los asistentes que “escaparon” de la batalla de chupitos de ese brebaje negro que en ocasiones parece volverse psicotrópico…

El broche final llegó en las manos del residente, Malaria, fiel adepto a los ritmos tropicales que han hecho de Club bacanal una referencia para todos los que apuestan por bailar, bailar y bailar… hasta que la noche se encargue de despedirlos.

Pero basta de palabras, dejemos, una vez más, que sea la música y las imágenes las que guarden esta gran noche en el recuerdo, y se encarguen de proyectarlo otros 12 años… ¡por lo menos!

 

Compartir es vivir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone